Glitter pequeño gran asesino.

A todo el mundo gusta el glitter o la purpurina porque hacen que cualquier objeto, peinado, ropa, maquillaje, pasta dental, crema o accesorio común se convierta en algo maravilloso, colorido y “bonito”. Pero lo triste de la situación, es que el glitter es muy malo para el ambiente y todos los animales que lo habitan.
Es una de las nocivas micropartículas de plástico que actualmente contaminan los mares y que la fauna acuática consume diariamente.

El glitter es también un microplástico que mide menos de 5mm y termina en los mares del mundo siendo consumido por grandes poblaciones de peces. Así que cuando las personas van a quitarse todo ese maquillaje brillante o a lavarse el cabello, están contaminando con grandes cantidades de glitter a los mares del mundo.

Los microplásticos son clasificados por el Servicio Nacional de los Óceanos de EE UU como aquellos que “pasan fácilmente los sistemas de filtración de agua y terminan en el océano y grandes lagos”. Por lo que quitarse todo el brillo en las duchas no es la solución ideal para poder preservar el ambiente y proteger a los animales.

Por su parte, un estudio publicado en Environmental Science and Tecnology demostró que los microplásticos actúan como una ayuda para las bacterias. La investigación se encarga de explicar cómo logran los microbios más letales sobrevivir en un ambiente acuático gracias a las propiedades de los microplásticos. Además, sumándose a todas estas propiedades negativas, el estudio señala que tanto las bacterias como el microplástico pueden perdurar por muchos años gracias a los productos químicos que evitan su degradación en cualquier ambiente, ocasionando que la contaminación y sus efectos nocivos perduren y se acumulen en el tiempo.

Una luz al final del túnel

La humanidad es complicada y hasta que no vea los efectos nocivos cuando ya sea muy tarde, no hará nada para evitar el uso del glitter. Como alternativa para las personas que no quieran dejar de utilizar glitter, están siendo creados glitters biodegradables, aunque tienen una baja producción y por lo general es artesanal, mientras la gente tome conciencia y deje de utilizar el glitter convencional, el mercado biodegradable se ampliará.

Fuente:

¡Deja tu comentario!