Zoológico ¿Preservación, educación?

A primera vista parece una opción más de distracción, una alternativa para disfrutar con nuestra familia, pero en realidad los zoológicos representan mucho más que un simple entretenimiento.

A pesar de pretender ser lugares preocupados por la preservación de especies, los zoológicos son más bien cárceles de animales. Se cree que los zoológicos tienen un valor educativo, pero lo que enseñan es que es correcto tener animales en cautiverio, sin estímulos, solitarios y lejos de su entorno natural.

¿Bienestar animal?

Mientras más grande sea el zoológico, más difícil será brindarles la atención y cuidado requeridos. Las ganancias
económicas están por encima del bienestar de los animales. Aunque parezca que cumplen una función educativa sobre la vida de los animales, en un zoológico jamás se podráobservar el comportamiento natural de los animales. Las alas de las aves son cortadas para que no puedan volar, los animales acuáticos no tienen suficiente agua, y los que generalmente viven en manadas o grupos sociales, son mantenidos en soledad o a lo mucho, en parejas. Sus prácticas habituales de cazar y reproducirse se ven alteradas e incluso eliminadas. Los animales están confinados, no tienen privacidad, y por la falta de estímulos y el espacio tan reducido en que se los mantiene, desarrollan comportamientos neuróticos denominados “zoocósis”. La mayoría de los animales en los zoológicos no están en peligro de extinción pero tampoco podrían ser reinsertados en sus habitats pues se han acostumbrado a ser alimentados.

Si lo que nos interesa es preservar especies, entonces hemos de proteger el habitat donde viven. En lugar de apoyar a los zoológicos, debemos apoyar a grupos que trabajen para proteger los habitas naturales de los animales. Hemos de apoyar también a santuarios que rescatan animales de circos o zoológicos, pero que no los crían o venden.

Zoocósis

Los animales que son aprisionados ,no tienen privacidad y muy poca oportunidad de estimulación mental o física, que da como resultado un omportamiento autodestructivo llamado “zoocósis”.
Un estudio mundial que hizo la fundación Born Free, revelo que la zoocósis es encontrada en animales en encierro por todo el mundo.
Otro estudio comprobó que los elefantes emplean el 22% de su tiempo en conductas anormales como sacudir su cabeza repetidamente o morder os barrotes de su jaula. Los osos pasan el 30% de su tiempo caminando de un lado a otro de su jaula en señal de estrés. Incluso animales rescatados de zoológicos mostraron constantes señales de zoocósis, como chimpancés que mordían sus propios cuerpos.

Los Drs. Garry Marvine y Bob Mullan comparan los desordenes de conducta de los animales en cautiverio a la neurosis clínica que afecta a algunos humanos. Han descubierto que las causas similares: estado forzado de espera permanente; pérdida de control de la propia vida; estar fuera del grupo social al que se pertenecía; pérdida del hogar o habitat natural; drogas y control médico de fertilidad; y confinamiento.

Los animales en jaulas existen completamente alienados del ambiente, con una dieta y luz artificial, ruido inusual, colores extraños y una proximidad no natural de otros animales y especies que usualmente no comparten el espacio.

La zocósis es el signo de que un animal está sufriendo profundamente. Ayúdanos a detectar este síntoma en el zoológico de tu localidad. Verifica la presencia de estos signos en los animales:

1.-Golpeando y mordiento los barrotes y rejas de su jaula.
2.-Paseando continuamente de un lado a otro.
3.-Balanceándose continuamente.
4.-Inclinando repetidamente su cabeza.
5.-Jugando o comiéndose sus excrementos.
6.-Vomitar y comer sus vomitos, como un tipo de bulimia.
7.-Avanzando un paso y retrocediendo, una y otra vez.
8.-Gruñidos excesivos y mantenidos.
9.-Automutilación, mordiscos en cola, patas u orejas.


Otras patologías:

1.-Apatía, tristeza aburrimiento.
2.-Desórdenes alimentarios (negarse a comer o todo lo contrario, obsesionarse por la comida)
3.-Exceso de limpieza (arrancarse pelo o plumas dejando parches) –osos y loros-.
4.-Comportamientos sexuales anormales (hiperactividad, buscar objetos sustitutivos).
5.-Relaciones madre-cría anormales: (atacar, matar o abandonar a las crías, etc.)
6.-Comportamiento infantil prolongado: (inmadurez, comportamiento social anormal, falta de confianza social, etc.)
7.-Agresiones anormales: (con más intensidad o frecuencia como resultado de sobre-amontonamiento, amenazas de los dominantes, presión de los visitantes del zoo.
8.-Enfermedades. (digestivas, cutáneas, respiratorias, cardiovasculares…)

¿Conservación de las especies?

Su influencia en la conservación Se calcula que hay 6.000.000 de animales que viven confinados en cautiverio para la distracción humana.
Menos del 10% de los animales que permanecen cautivos en los zoos, son especies en peligro de extinción.
Hasta el momento los zoos no han sido proveedores básicos de animales, dinero o dirección en los programas de reintroducción.
El impulso más significativo en los programas de reintroducción de animales al medio salvaje lo han dado las campañas de concienciación, los programas gubernamentales encargados de la vida salvaje y el medio ambiente y la presión de los movimientos conservacionistas.
Para que los proyectos de reintroducción lleguen a tener éxito en la conservación de una especie, se deben alargar bastantes años y liberar grandes cantidades de animales.
Los comportamientos anormales de los animales, adquiridos en la cautividad (zoos) son un factor negativo para su reintroducción en la naturaleza, ya que se reducen las posibilidades de supervivencia.
Según datos publicados por la RSPCA de Inglaterra en un informe sobre elefantes la mayoría de los más de 500 elefantes que se mantienen en los centros de Europa han sido capturados de su estado salvaje en la naturaleza.
A pesar de estar protegidos se continúan capturando delfines en estado salvaje para ser recluidos en zoos y delfinarios.

El zoologico….

NO es entretenimiento y SI una de las tantas forma de esclavitud animal, ya que éstos animales se convierten en propiedades del zoológico que lucra al exhibirlos.

NO es un método para aprender sobre el comportamiento de los animales no-humanos, ya que dichos animales están en ambientes que distan mucho de ser sus hábitats naturales.

NO es una forma de preservación de animales no-humanos en peligro de extinción. Para esto bastaría evitar la caza (es decir el asesinato de animales no-humanos) y preservar sus hábitats naturales. (Fuente)

No visites zoológicos, si lo haces colaborás activamente con la explotación de dichos animales.

¡Deja tu comentario!

comments

18 thoughts on “Zoológico ¿Preservación, educación?

Deja un comentario