La otra cara de los lácteos

La vida de las vacas.

Al menos la mitad de los 10 millones de vacas criadas para leche en los EE.UU. viven en granjas industriales en condiciones que causan tremendos sufrimientos a los animales. No pasan horas pastando en los campos sino que viven hacinadas en establos o toriles de ordeño con suelo de cemento, donde son ordeñadas a máquina dos o tres veces al día.

Las máquinas de ordeñar a menudo les provocan cortes y heridas. Estas heridas fomentan el desarrollo de mastitis, una dolorosa infección bacteriana. Más de 20 tipos distintos de bacterias causan la infección, que fácilmente se extiende de una vaca a otra y que, si no se trata, puede provocar la muerte.
mastitis, lacteos,

En algunos casos, las máquinas de ordeñar les dan incluso descargas eléctricas a las vacas a causa de fugas de voltaje, causándoles considerable incomodidad, miedo e inmunidad deteriorada y a veces incluso la muerte. Una única granja puede perder varios cientos de vacas debido a las descargas de fugas de voltaje.
El descorne es otra parte muy cruel y dura por la que pasan las vacas, haciendo click en la imagen podrás encontrar un video y más información sobre el procedimiento.
descorne

Las grandes granjas lecheras también tienen un efecto negativo sobre el entorno circundante. Por ejemplo, en California, que produce un quinto del suministro total de leche del país, los excrementos de las lecherías han envenenado cientos – quizás miles- de millas cuadradas de aguas subterráneas, ríos y corrientes. Las más de 1 millón de vacas por cada estado excretan 120 libras diarias de desechos – equivalentes a los de dos docenas de personas.

Las vacas de nuestras granjas actuales viven sólo unos 4 o 5 años, en contraposición a la esperanza de vida de 20-25 años que gozaban las vacas de épocas anteriores. Para mantener a los animales en altos niveles de productividad, los lecheros las mantienen constantemente embarazadas mediante la aplicación de la inseminación artificial. Los granjeros también usan una gama de drogas, como la hormona de crecimiento bovino (BGH); la prostaglandina, que se usa para provocar el celo a la vaca cuando el granjero desea que sea inseminada; antibióticos; e incluso tranquilizantes, para influenciar la productividad y el comportamiento de las vacas
mastitis

A muchas de las vacas lecheras del país se les inyecta rutinariamente BGH, cuyos fabricantes dicen que aumenta la producción de la vaca en un 20%. Eso no es todo lo que la BGH aumenta. Según la advertencia gubernamental que, por ley, debe acompañar los paquetes de la BGH de la empresa Monsanto, el uso de esta hormona “ha sido asociado con incrementos de quistes ováricos y desórdenes del útero” y puede aumentar el número de vacas aquejadas de mastitis. Las tasas superiores de infecciones en las vacas han conducido al aumento en el uso de antibióticos – en un momento en que los científicos dicen que el abuso de antibióticos ha provocado que cada vez más cepas de bacterias se vuelvan resistentes a los medicamentos. La Unión de Consumidores, que publica la revista Consumer Reports, advierte que unas tasas superiores de infección en las vacas también significan mayor presencia de pus en la leche que se consume.

Algunos investigadores también desconfían de los efectos a largo plazo del consumo de leche de vacas tratadas con BGH. Por ejemplo, el Dr. Samuel Epstein, profesor de sanidad ambiental en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Illinois, cree que dicha leche podría aumentar el riesgo de ciertos tipos de cáncer en los humanos.

Ternero

¿Qué le sucede al ternero?

Quizás el mayor dolor sufrido por las vacas de la industria lechera es la repetida pérdida de sus crías. Las hembras puede que se unan a la jerarquía de las productoras de leche, pero los machos son generalmente apartados de sus madres en las primeras 24 horas y vendidos por subasta para la escandalosa industria de la ternera o a los productores de vacuno. Si se mata la ternera de joven, su cuarto estómago es también usado en la elaboración del queso; contiene renina, un enzima usado para cuajar (o coagular) la leche y convertirla en queso. El cuajo, de cuya membrana es un extracto la renina, también puede ser usado en este proceso. Es posible producir queso sin cuajo (disponible en tiendas de dietética), pero la íntima conexión entre las industrias lecheras, cárnicas y peleteras hacen que sea más barato para los productores de queso usar despojos de ternero que un enzima de origen vegetal.

Tras 60 días, la vaca será embarazada de nuevo. Durante unos siete meses de sus siguientes nueve meses de embarazo, a la vaca le seguirán ordeñando la leche destinada para su ternero anterior. Una típica vaca lechera industrial parirá tres o cuatro veces en su corta vida. Cuando su producción de leche decae, es enviada al matadero, lo más probable es que acabe triturada en hamburguesas de comida rápida.

En la naturaleza un ternero mamaría durante casi un año pero la industria láctea ignora la naturaleza y al ternero. A algunos terneros se les separa de sus madres en su primer día de vida; otros a lo mejor permanecen con ella unos días. Pero como subproductos inevitables de la despiadada industria láctea todos tendrán que soportar alguno de entre diversos posibles destinos. Los terneros menos sanos terminarán siendo enviados al matadero para obtener comida para mascotas, carne picada para empanadas de carne o cuajo que se extrae de sus estómagos para hacer queso. Algunas hembras serán criadas con sustitutos lácteos para convertirse a su vez en vacas lecheras y comenzar así, a los 18 o 24 meses de edad el ciclo de embarazos continuos. Algunas salen al mercado con una o dos semanas de edad para ser criadas para carne en establos de engorde y sacrificadas a los 11 meses, a menudo sin haber pastado nunca en un prado.

Alrededor de un 80% de la ternera producida en el Reino Unido es un subproducto de la industria láctea. Más de 170.000 terneros mueren al año en el Reino Unido antes de cumplir los tres meses, debido en gran medida a una cría descuidada y al horroroso trato recibido en los mercados. Unos pocos machos serán seleccionados y criados como sementales, y se pasarán la vida confinados y solos cubriendo a ‘vacas’ de lona y tubos de goma. La inseminación artificial es responsable de un 65%-75% de las concepciones en el ganado destinado a producir lácteos. En Estados Unidos la inmensa mayoría de las terneras que no se necesitan se destinan a su cría para carne, de las cuales un 12% pasan sus breves y tristes vidas en estrechas jaulas (5’x2’) sobre tablillas de madera y sin paja. Aunque ninguna sufre ese destino en Gran Bretaña, sí que se exportan con ese fin. En ese confinamiento solitario, incapaces de darse la vuelta o acicalarse tienen que beberse lo único que se les permite: un engrudo sustitutivo de la leche. Se las mantiene con una dieta deliberadamente baja en hierro y fibra para evitar que su codiciada carne blanca enrojezca. Esto les hace enfermar de anemia subclínica y roer los barrotes de la jaula y hasta su propio pelo por su ansia de forraje. Recibe enormes cantidades de hormonas y antibióticos para incrementar su crecimiento y evitar la aparición de las infecciones que causan el estrés del confinamiento y la malnutrición. Sufren neumonía, diarreas (diarrea blanca de los terneros), deficiencia de vitaminas, tiña, úlceras y septicemia. Después de 14 semanas, apenas capaces de caminar, las llevan al matadero.

En 1905, la Copa del Lord Mayor del London Dairy Show (un concurso de vacas lecheras), la ganó una vaca de 24 años. En nuestros días es imposible encontrar una vaca lechera de esa edad. Las vacas terminan en el matadero a los cinco o seis años, menos de una cuarta parte del tiempo de lo que sería su esperanza de vida. Enfermedades como la cetosis, laminitis, acidosis ruminal, BSE (vacas locas), mastitis, fiebre láctea, temblores, fascioliasis hepática, bronquitis verminosa y neumonía son sólo algunos ejemplos de los males que sufren estos animales durante su corta existencia.

¿Son necesarios los lácteos?

De la misma manera que los productores de carne nos hacen creer que necesitamos comer carne, los productores productos lácteos se gastan inmensas sumas de dinero para promover los aspectos saludables de estos productos. Los productos lácteos contienen enormes cantidades de colesterol y grasas saturadas, consideradas una de las causas principales de enfermedades cardíacas. En un estudio publicado en 1985 por el Journal of the American Medical Association, los productos lácteos eran la mayor fuente de grasas y colesterol de 75 vegetarianos adultos en Estados Unidos y sus niveles de colesterol en sangre eran más altos que los de individuos veganos (que no consumen lácteos). Los lácteos contienen lactosa, un azúcar lácteo que la mayoría de la población mundial es incapaz de digerir y que a menudo se ha revelado como la causa de problemas digestivos. Se ha demostrado que la caseína, la proteína de la leche, puede ser una causa de anemia en muchos bebés por hemorragia interna y se sospecha que causa diabetes juvenil. Los lácteos pueden ser también causa de eczema, erupciones, generación de mucosidad, ahogos, asma, rinitis, neumonía, hemorragias, y anafilaxis en niños y en adultos. (Fuente)

Te recomendamos:

La leche: ¿Un “alimento” sano o perjudicial?
leche

 

¡Deja tu comentario!

comments

17 thoughts on “La otra cara de los lácteos

  • hace casi 20 años que no como carne.. estaba totalmente ciega con respesto a este tema.. gracias por “desasnarme”… es una barbaridad!.. el dia que haya rebelión en la granja… humanos a prepararse!..

  • yo en realidad hace poquito deje todo,carne, huevos, leche y le doy gracias a facebook quees el medio en el que me entere ya que en los medios de comunicasion local no se conocen estos temas porque es obvio que estan de parte de los productores de crueldad ,que son los que ponen la plata para promocionar sus productos de crueldad precisamente por esos medios. Aunque por supuesto hay que tratar de que se pasen estas noticias que si importan por esos medios aca en Argentina.ya e visto que en otros paises los activistas estan difundiendo esto por todos los medios posibles ,son unos genios, los adoro. valga la redundancia .

  • I just want to say I’m very new to weblog and truly loved your blog. More than likely I’m likely to bookmark your site . You absolutely have good posts. Cheers for revealing your web page.

  • I loved as much as you will receive carried out right here. The sketch is attractive, your authored subject matter stylish. nonetheless, you command get got an edginess over that you wish be delivering the following. unwell unquestionably come further formerly again since exactly the same nearly a lot often inside case you shield this increase.

  • I really like looking through an article that will make men and women think. Also, thank you for allowing for me to comment!

  • Syta sposob wykonywania erotyczna tudziez niedobor kwestyj z wzwod owo cel raz po raz wiekszej orkiestry obecnie przebywajacych mezczyzn. Zwiedzajac nasz sprawnie energiczny komplet naczyn stolowych dysponujesz opcja wyzbycia sie stresu oraz zakutych sposrod zanim zaburzen wzwodow dodatkowo aktywnego wyeliminowania skrytych spowolnien utrudniajacych Twoje zwiazki zmyslowe. Przedkladane przez nas narady nielecznicze przewazone egzystuja przy uzyciu wyprobowanych specow.

  • Hi, I do believe this is a great blog. I stumbledupon it 😉 I’m going to come back yet again since i have book-marked it. Money and freedom is the greatest way to change, may you be rich and continue to guide others.

  • Hi! I could have sworn I’ve visited your blog before but after looking at a few of the articles I realized it’s new to me. Anyways, I’m definitely delighted I stumbled upon it and I’ll be book-marking it and checking back often!

  • Good day! I could have sworn I’ve visited this website before but after looking at many of the posts I realized it’s new to me. Nonetheless, I’m certainly delighted I discovered it and I’ll be bookmarking it and checking back often!

  • Hi! I could have sworn I’ve been to this website before but after looking at some of the posts I realized it’s new to me. Anyhow, I’m certainly delighted I found it and I’ll be bookmarking it and checking back often!

Deja un comentario