Avanza el veganismo: la mayoría de la ‘carne’ en 2040 no será de animales.

Según un informe, en 2040 la carne para consumo humano no provendrá de animales: el 60% se cultivará en invernaderos o se reemplazará por productos de origen vegetal que se ven igual y tiene sabor a carne.

El informe de la consultora global AT Kearney, basado en entrevistas con expertos , destaca los fuertes impactos ambientales de la producción de carne convencional y las crecientes preocupaciones que las personas tienen sobre los derechos de los animales.

“La industria ganadera a gran escala es vista por muchos como un mal innecesario”, dice el informe. “Con las ventajas de los nuevos sustitutos de carne vegana y la carne cultivada sobre la carne producida de manera convencional, es solo una cuestión de tiempo antes de que capturen una cuota de mercado sustancial”.

La industria cárnica convencional recauda miles de millones de animales y recauda más de US$ 1.000 millones al año. Sin embargo, los enormes impactos ambientales se han puesto de manifiesto en estudios científicos recientes, desde las emisiones tóxicas masivas que provocan la crisis climática hasta los hábitats silvestres destruidos por las tierras de cultivo y la contaminación de los ríos y océanos.

Mientras tanto, el abanico de grandes compañías enfocadas a este tipo de producción sustentable se hace cada vez más fuerte, con Beyond Meat, Impossible Foods y Just Foods, multinacionales nacidas en EE.UU. que usan ingredientes vegetales para crear hamburguesas, huevos revueltos y otros productos que están creciendo rápidamente-

Otras compañías están yendo aún más lejos y apuestan al cultivo de células de carne, para producir carne real sin necesidad de criar y matar animales. Ninguno de estos productos llegó aún al consumidor, pero el informe predice que la carne cultivada dominará a largo plazo porque reproduce el sabor y la sensación de la carne convencional más fuertemente que las alternativas basadas en plantas.

Comer animales no es nada sustentable, casi la mitad de los cultivos del mundo se utilizan para la alimentación de animales que van a ser consumidos, pero solo el 15% de las calorías de las plantas terminan siendo consumidas por los humanos a través de la carne. En contraste, según el informe, la carne cultivada y los sustitutos de la carne vegana retienen alrededor de 75% de sus calorías.

Desde A.L.A. destacamos que lo importante de todo esto es ver el camino hacia donde los consumidores están dirigiendo el mercado con los cambios que estamos están generando con la lucha sobre los derechos de los animales; Un camino que va mucho más allá que el plano alimenticio y que sin duda no se detendrá hasta que la ultima jaula esté vacía.

Fuente: El Economista

¡Deja tu comentario!