¿Qué hay detrás de la miel?

¿Qué hay detrás de la miel?

Cuando alguien se hace vegano es muy común que se pregunte si dejar o no el consumo de miel, por un lado si bien la abeja es un insecto, pertenece al reino animal. Por otro lado, hay muchos elementos cuestionables en la práctica de la apicultura. Sin embargo la creencia más común es que los panales están llenos de abejas felices que trabajan para producir su alimento, el apicultor toma miel y termina en nuestra dieta.

Primero hay que conocer cual es rol que cumple la abeja en el ecosistema. Es un agente indispensable en el proceso de polinización y reproducción de plantas y árboles, sin ellas no habría vegetación como debe haber y por lo tanto, menos alimento para otras especies que necesitan comer de esos vegetales, entre los que nos contamos nosotros.

La abeja tiene un papel sumamente importante en la cadena interactiva del ecosistema ya que necesita el néctar de las flores para producir miel, propóleo, cera y jalea real. Para esto la abeja tiene un sistema de trabajo constante y duro, hasta el último segundo de su vida. Tiene roles muy bien definidos dentro de la colmena, hay guardias, exploradoras, otras van a buscar néctar mientras otras se dedican a la construcción y limpieza.

Lamentablemente, tal como ha sucedido con variadas especies, el ser humano encontró provecho a las abejas. La miel es un manjar para muchos, el propóleo tiene propiedades bactericidas, fungicidas y cicatrizantes, la cera se usa para artesanía y cosméticos, etc. Incluso se hace apiterapia, en la cual se usa en forma terapéutica el veneno de la abeja para diversos problemas. Pero ese veneno se aplica por medio de la picada de la abeja, cuando ella entierra su lanceta no solo pierde su arma, sino que al desprenderse de su cuerpo también desprende sus intestinos. Sin duda algo doloroso para ella y tras lo cual, muere.

Al manipular los cajones con panales, por más cuidado que se tenga para no aplastar ni mutilar una abeja siempre se matan accidentalmente al quitar y poner la tapa, mover los cuadros y picaduras de la abeja. Esta al picar emite un olor que hace que las demás abejas se enfurezcan y ataquen, algo inevitable al estar manejando una colmena. Los cuidados para reducir el daño en una sola colmena es inmenso, pero cuando se quiere tener cuidado al trabajar con un colmenar de decenas o incluso cientos de cajones es imposible hacerlo en un tiempo razonable.

Además de las abejas que mueren en el proceso de cosechar la miel, se puede objetar el consumo de productos apícolas por el abuso que provocamos. La abeja trabaja de forma incansable para alimentarse y guardar comida para los meses de invierno, cuando no puede encontrar néctar y las condiciones climáticas le impiden salir. Sin embargo al cosechar la miel, se reemplaza el alimento por el que tanto trabajaron por una mezcla de agua y azúcar. Esto es exactamente igual a que uno trabajara duro, hiciera las compras del mes con todo lo que uno necesita y le gusta, pero de pronto alguien ajeno a nosotros nos quitara todos esos alimentos y en su lugar nos dejara pan y agua. Consumir productos hechos por la abeja es así de injusto.

En la producción de miel, habitualmente se insemina artificialmente a las abejas reina con esperma obtenido de machos decapitados. Las reinas son sistemáticamente sacrificadas cada dos años porque tras un período de tiempo su capacidad de producción de huevos decrece, de modo que la colmena entera se hace improductiva y no es rentable.

Existe compra y venta de abejas a nivel mundial. Su transporte implica que las abejas sufran estrés, ahogo, sobrecalentamiento, o frío. Muchas perecen enterradas en los ataúdes que son sus paquetes.

No necesitamos consumir productos apícolas, pese a que puedan tener propiedades extraordinarias en el reino vegetal también podemos encontrar alimentos que tienen esas mismas características y sin explotar a otros seres ni quitarles su comida. Encontramos las propiedades antibióticas del propóleo en el ajo y sus propiedades cicatrizantes en el matico y llantén. Los azúcares y vitaminas de la miel se pueden encontrar en las frutas, mientras que el alivio que da cuando se tiene la garganta irritada y tos también lo dan la palta, el limón y la naranja. Las abejas no necesitan que alguien las esté criando, por miles de años la vida en la tierra se ha sustentado por sí misma sin nuestra tutela ni nada por el estilo. Tenemos que preocuparnos en su lugar de mantener hábitos de vida respetuosos y justos hacia los demás seres, buscar hacer el menor daño posible y de la misma forma, sacar las actividades que están poniendo en riesgo el equilibrio de los ecosistemas, como los pesticidas en el caso de las abejas. (Fuente1)(Fuente2)

A.L.A. Acción Liberación Animal

.

¡Tu opinión nos interesa, dejanos tu comentario!

Hay [] Comentarios

¡Ayudanos difundiendo!

    Ayuda a los animales
   compartiendo este post
              
—— ——

4 Comentarios de "¿Qué hay detrás de la miel?"

  • Allison 10:31 PM 31/1/2011

    Bueno no te voy a mentir que les tengo un panico horrible a las abejas, sin embargo me parece muy cruel lo que se les hace por conseguir su alimento, ellos son seres vivos y merecen respeto, no me gusta la miel, pero reconosco y me da verguenza decir que si he utilizado el propoleo por sus propiedades, sin embargo al leer este articulo me doy cuenta que si logre ser vegetariana por los otros animales, tambien puedo dejar de consumir miel por las abejas

  • karla sofia 11:04 PM 16/2/2011

    wou no sabia muchas de esas cosas,aunque si ESTOY completamente de acuerdo a no consumir miel,de hecho no la consumo porque tengo conciencia,y eso de abusar de pequeños animalitos no va conmigo, soy vegetariana orgullosa de serlo , y nadie me hara cambiar de opinion jamás por que ¿ que tanta diferencia hay entre animales y seres humanos? no hay nada ,somos iguales pensamos y sentimos ,tenemos derecho a vivir todos

  • Mariel 03:35 PM 22/2/2011

    Soy estudiante de canto lírico y vivo de mi voz, cuando empecé mi carrera usaba miel y propóleo siempre que me dolía la garganta y no podía cantar… pensaba que sería imposible cambiar ese hábito porque sin voz no hay trabajo, exámenes, NADA… pero cuando me hice vegana empecé a usar alternativas y les digo que no hay nada mejor que unas buenas gárgaras con té de manzanilla para aliviar el dolor, el LIMÓN es lo mejor para curar, y siempre USAR BUFANDA Y CUIDARSE… chicos, si pude yo que vivo de esto ¿cómo no van a poder ustedes? No necesitamos la miel para vivir ;) Saludos!

  • KUKY 03:59 PM 19/3/2011

    SI LO IMPORTANTE ES NO HACER SUFRIR …A LOS DEMAS YO ERA ADICTA A LA MIEL Y DESDE QUE SUPE ESO JAMAS VOLVI A TMAR UNA GOTA DE MIEL…Y NO ME PASO NADA ESTOY CON BUENA SALUD…




"Si la realidad fuese justa, nadie ocuparía tiempo en difundir verdades desagradables. Que ellos dejen de sufrir, es TU decisión."
A.L.A. Hablando de verdad por TODOS los animales.